miércoles, 25 de abril de 2012

Mienteme

Hace mucho que descubrí que en el fondo del mar, hace tiempo que la Sirenita dejó de vivir, que papá y mamá no me podían proteger de todo, que el mundo de ''Nunca Jamás'' quedaba demasiado lejos como para ir lo a visitar, que las heridas del corazón duelen más que las heridas de las rodillas, entendí, que por muy mal que lo pasara no habría hada madrina, ni hechizo que a las doce desapareciese. Comprendí que no se madura con los años sino con los daños y que, los errores, están permitidos, porque de ellos se aprende, por ejemplo: tú eres uno de ellos.
Crecer significa comenzar a darse cuenta de que lo que está roto no se puede arreglar.

4 comentarios:

Nel dijo...

crecer duele...pero es necesario...besos!

Bianca dijo...

Jajaja gracias eres un cielo :))

Little dreamer dijo...

Un texto precioso, me encanta, y es que crecer es dejar de creer en esos cuento de princesas.
Un beso

Bianca dijo...

:)