viernes, 6 de julio de 2012

Manzana envenenada

 Mis lágrimas no son infinitas, mi corazón es fuerte pero se desgasta, los golpes dejan marca.
Es triste saber que jamás sentiste nada por mí, que siempre jugaste conmigo.
Fui muñeca de trapo de alguien que no lo merecía, me vistieron con ilusiones y promesas que nunca cumpliría, maquilló mi cara con mentiras, bailé con el diablo sin saber que algún día, acabaría pisándome.
Manzana envenenada llamada amor: 
 bella por fuera , te sumerge en un sueño efímero, espléndido, pero cuando abres los ojos te das cuenta de que ninguno de tus problemas está solucionado, ninguno a desaparecido, todos y cada uno de ellos siguen ahí, esperándote, esa sensación de vértigo en tu estómago desaparece y solo queda el silencio, el silencio y los gemidos de tu corazón,  lágrimas, las últimas sonrisas del AMOR.

Y aunque sea Masoquista, no me arrepiento de haberme enamorado, lo único que cambaría es a ver malgastado el tiempo contigo.

1 comentario:

Nel dijo...

suele suceder..pero el tiempo sanara tus heridas i vendra cuando tenga q llegar ese amor q te hara feliz,animo!