jueves, 29 de marzo de 2012

Te susurro al oído: Todo saldrá bien...

Y ojalá llegue un día en el que los problemas no lleguen de dos en dos y la felicidad nos desborde.
Porque sé que estas sufriendo, que cada día deseas no levantarte de cama, que la oscuridad hace tiempo que te engulló, que lo has intentado, que tienes más cicatrices que estrellas en el cielo y que te duele hasta rendirte.
Veo cada día en tus ojeras hinchadas las horribles pesadillas que te persiguen y tus ojos me cuentan que ya no les quedan lágrimas para llorar, en tu voz noto la amargura y la impotencia que cada día crece por saber que no puedes hacer más que rezar. Pero aún así sigues aquí, aguantando cada golpe.

4 comentarios:

Nel dijo...

aunque todo sea gris,un dia siempre vuelve a salir el sol,animoo!

Bianca dijo...

:)) Muchas Gracias

Little dreamer dijo...

Me encanta de veras, es un texto muy difícil, muy duro, me da mucha pena leerlo y pensar que yo algún día llegué a estar así, es muy duro pero todo se supera, el texto refleja todo a la perfección, y espero que no esté inspirado en ti, pero si ese fuera el caso, se fuerte, plántale cara a la vida e intenta dibujar sonrisas fingidas pronto llegará el día en el que las dejes de fingir.
Un besito y espero que estés bien :)

Bianca dijo...

Muchas gracias cielo, esperoq ue tengas razón ;3